Seguro que hace ya unos cuantos años que has escuchado hablar por primera vez de los SSD. Este tipo de unidades de almacenamiento han llegado con grandes ventajas para nuestros ordenadores y otros dispositivos donde se suelen instalar, pero… ¿Sabes exactamente lo que es un SSD y cuáles son sus características?

A lo largo de este artículo quiero hablar sobre este tipo de soporte de almacenamiento. Desde cómo funcionan, hasta sus principales ventajas frente a los discos duros tradicionales sin olvidar, por supuesto, los diferentes tipos que hay o recomendarte algunos modelos que puedes comprar actualmente.

SSD ¿Qué es?

Un SSD (Solid State Drive) es una unidad de almacenamiento con memoria no volátil. Este tipo de unidades se basa en chips de memoria flash, por lo que no contiene ninguna parte móvil o mecánica como ocurre con los discos duros tradicionales.

Los SSD son los sucesores de las antiguas memorias EEPROM y una de sus principales ventajas frente a éstas es que pueden escribir y leer en múltiples posiciones al mismo tiempo, algo que las antiguas memorias no podían hacer. Gracias a esto, las memorias de tipo SSD son mucho más rápidas, siendo esto una de sus ventajas que más llaman la atención la primera vez que la pruebas.

En la actualidad su uso ya está muy extendido y la mayoría de los fabricantes de ordenadores utilizan este tipo de unidades de almacenamiento en sus equipos. Gracias a los avances en la tecnología los precios han ido bajando, las ventajas frente a los discos duros tienen más peso que sus desventajas y esto ha conseguido que su popularidad no deje de crecer desde que llegaron a las tiendas.

Podríamos decir que una unidad de estado sólida o SSD está compuesta de diferentes partes, el formato, conector y protocolo de comunicación. En lo que al formato físico se refiere, aunque en sus orígenes este tipo de unidades de almacenamiento llegaron en un formato igual al de los discos duros, hoy en día podemos encontrar diferentes formatos, desde los discos de 2.5 y 3.5 pulgadas a los M.2 o SATA. La interfaz del bus de un SSD determina el tipo de bus de comunicación utilizado a nivel físico. Principalmente se utilizan SATA3 y PCIe, aunque también existen otros tipos.

Otra de las partes importantes de un SSD es el conector físico. En este caso podemos encontrar diferentes conectores, pero cada uno estará ligado a una interfaz de bus. También hay que mencionar como parte importante de una unidad de estado sólido el protocolo o interfaz de comunicación, que se encarga de transmitir los unos y ceros a nivel físico entre el disco y el equipo. Principalmente se usan AHCI, ligada a Serial ATA, y NVMe asociado a PCIe.

Todos los SSD incluyen también un chip de control o controlador, que es el encargado en que la unidad gestionar la forma de leer y escribir la información. En ciertas ocasiones, también podemos encontrar un chip DRAM gestionada por este controlador, que actúa de caché de datos de usuario y metadatos internos del SSD.

Cómo funciona un SSD

La tecnología de los SSD actuales está basada en el uso de chips de memorias compuestos por puertas lógicas NAND. Las puertas NAND está fabricadas a base de transistores de puerta flotante, que es el elemento en el que se almacenan los bits. Las memorias están organizadas en forma de matriz que es conocida como bloque y las diferentes filas que componen la matriz se les llamada páginas. El número de páginas dentro de cada bloque determina la capacidad total del SSD.

En cuanto al modo de almacenar la información, los transistores de puerta flotante tienen dos posibles estados (sistema binario): cargado o descargado. El estado cargado representa el 0, mientras que el descargado representa el 1.

Una de las características más importantes de los transistores de puerta flotante utilizados en los SSD, es que pueden guardar información aun cuando no están recibiendo energía. Gracias a esto se pueden utilizar en ordenadores con total normalidad y además también pueden ser utilizados como unidades externas para utilizar en varios equipos.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.